El tao de la maternidad

Corazón hecho con las manos. Entre ellas se ve el sol en el horizonte, sobre el mar.


En ocasiones ser madre resulta desconcertante.
Habrá momentos en los que realmente no sabrás.
¿Debes ejercer tu autoridad o ceder?
¿Debes brindar un consejo o permanecer en silencio?
¿Debes ofrecer tu ayuda o permitir que se cometa un error?
Cuando no puedas ver qué ocurre, relájate y observa con tu ojo interno.
Cuanto más te esfuerces por controlar una situación,
más difícil se tornará.
Déjalo ser. Confía en el camino que sigue su propia corriente.
Permite que lo Grande more en tu interior
y se abra paso a través de ti para el bien de tus hijos.
Regresa al centro: una relación de amor
es más valiosa que una posición filosófica.
Cuando se presente la duda, entrégate sólo al amor.

El Tao de la Maternidad
Vimala Schneider
Publicado en Crianza y etiquetado , .

Profesora de Yoga para adultos y familias, sanadora a través del canto y del sonido, canalizadora de imágenes y mensajes de guías espirituales
y Maestra de Reiki Usui Tibetano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *