La ginecóloga ni me ha mirado a la cara

Sala de ginecología

Hace unos días he asistido a la primera ecografía de mi tercer hijo, y me ha ocurrido algo que me ha llamado mucho la atención y que no me ha gustado nada: la ginecóloga no me ha mirado a la cara.
Eso sí, ha sido muy profesional: ha hecho la ecografía, ha comprobado todos los resultados de los análisis previos, ha hecho los cálculos para fijar la fecha de parto, ha mirado si hay que hacer la amniocentesis, me ha contado los planes de próximas ecografías, análisis y visitas a otros médicos, matrona,… se ha peleado un poquito con el ordenador porque no imprimía,…. pero ni me ha mirado a la cara.

El caso es que la ginecóloga parece amable, habla tranquila, parece que sabe bien lo que hace… Y ante el ecógrafo se maneja con soltura, localiza y mide todos los datos que tiene que localizar y medir, y rápidamente además. Me explica y me enseña la formación del bebé, partes del cuerpecito, un poquito de lo que significan algunas medidas y cosas que se ven en la pantalla, y lo hace hablando en tono bastante amable aunque con cierta distancia… en todo momento mira a la pantalla, pero ni me ha mirado a la cara.
Resulta que esta misma ginecóloga, hace un año, vio que el embarazo anterior no avanzaba, que no había latido y terminaría en aborto. Dijo que había que hacer una segunda ecografía en unos días para confirmar pero que no había apenas esperanzas. Y lo dijo también amablemente, aunque con cierta distancia… aquel día tampoco me miró a la cara.
¿Qué sucede, tal vez les enseñan a no mirar a la gente o es cosa de ella? Yo estaba esta vez con tensión, con expectación, porque la visita anterior había sido un golpe duro… de hecho se lo comentamos antes de la ecografía, aun así no encontré humanidad o empatía en ella, sólo palabras sin una mirada.
¿Alguien piensa que espero demasiado? ¿Qué pido cosas innecesarias o imposibles? ¿Que no tengo derecho a ser mirado cuando me hablan, a sentir un poco de humanidad, de comprensión… una mínima cercanía? He de decir que la enfermera que estaba sí me miró y tuvo un poco de empatía, pero la ginecóloga… ni me ha mirado a la cara.
Muy profesional, pero ni me ha mirado a la cara.
Por cierto, soy el padre, pero creo que eso no impide que la ginecóloga me mire a la cara, ¿no?

Nacho

Publicado en Embarazo, Parto y Puerperio y etiquetado , , , .

Profesora de Yoga para adultos y familias, sanadora a través del canto y del sonido, canalizadora de imágenes y mensajes de guías espirituales
y Maestra de Reiki Usui Tibetano.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *