Sólo el Amor

Cuando sientas que no puedes más. Cuando sientas que el dolor no se va. Cuando parezca que el amanecer no llega.

Busca un momento para ti, tal vez puedas marchar fuera de tu casa y buscar el campo. En el espacio al que consagres ese tiempo, suelta tu carga, pide soltar enlaces con personas y situaciones actuales y siente cómo sueltas las cuerdas que tensas para poder “controlar tu propia vida”. Visualiza a esas personas y a esas situaciones desde la distancia. Estás sola. Descansa. Respira profundo.

Siente tu corazón latir, baja tu atención al centro del pecho. Hay calor. Llama al Amor que te habita. Si no lo sientes, no pasa nada, pide que se abra tu corazón.

Sólo el Amor te permite regresar a tu Hogar. Sólo el Amor te permite perdonarte y perdonar a todas las personas que te hicieron daño. Sólo el Amor te hace comprender que todo tiene un por qué, hasta lo que no parece tener sentido. Sólo el Amor te hace ver que cada persona traza su camino de la mejor forma que puede, aprende como puede, y cada camino se entrelaza de forma misteriosa para crear y recrear vivencias con las que evolucionar.

El Amor te hace expansivo, te hace llorar por lo que perdiste mientras lo liberas y comprendes que nada era tuyo realmente. Trae la compasión y el consuelo de saber que estás sola pero que cuentas con el apoyo de personas que te quieren incondicionalmente. El Amor te hace saber que tu corazón está perpetuamente conectado con la Fuente que jamás te abandonó ni te abandona, que te ama con locura. Te hace sentir que sus intermediarios, en forma de Guías, de ángeles, están contigo y te devuelven a tu propia Luz siempre que lo pidas.

El Amor te pone en marcha de nuevo. Trae la dicha de sentirte Amado, de poder Amar sin condiciones, y de encontrar esa energía en cada cosa que se te pone delante a lo largo del día. Si perseveras en la búsqueda de las manifestaciones de esa Luz en ti y en los demás, tendrás una mayor iluminación en tu espíritu, tu corazón, tus pensamientos y tu vida. Este saber es el fundamento de la Paz.

Publicado en Espiritualidad y Conciencia y etiquetado , .

Profesora de Yoga para adultos y familias, sanadora a través del canto y del sonido, canalizadora de imágenes y mensajes de guías espirituales
y Maestra de Reiki Usui Tibetano.

30 Comentarios

  1. Que bonito!!
    La verdad es que ríos de tinta ha derrochado la palabra amor y todavía sigue siendo imposible definirlo en toda así magnitud.

  2. Mi querida Nuria,
    Veo tanto en esas palabras…mi corazón siente y suelta, toca y abraza, grita y comprende.. gracias por expresar con palabras hermosas lo que en tantas ocasiones hemos vivido en silencio, con lágrimas, calladamente. Canta ahora, y que tu voz resuene y afine nuestras melodías silentes… Cada camino es un don, y el tuyo es una puerta abierta al encuentro…un puente entre los mundos internos y los que soñamos más allá de esta realidad. Gracias de nuevo por tu don “que convierte en milagro el barro…”

    • Lo hemos vivido tantas veces María Jesús… así, como tú lo expresas también, de forma tan bella. Se me caen las lágrimas. Sabemos de lo que hablamos. Gracias por dedicarme esas palabras que me llegan al alma y me ayudan a seguir, siempre a seguir… y bendita seas por brillar e iluminar a tantas personas a tu alrededor.

  3. A través de mi amiga y hermana M Jesus que me ha brindado la oportunidad de conocerte leyéndote y sintiéndote en mi corazón, un profundo agradecimiento por compartir descubriendo y abriendo el corazón de par en par para quedar impregnadas de esa maravillosa esencia que limpia y llena de alegría los corazones ♥️
    Me encantará seguir leyéndote… eres como una brisa de aire fresco que barre la contaminación!!!
    Un abrazo querida amiga
    Merche

Responder a Nieves Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *