Nuria Montero Marcos https://nuriamontero.es La brisa de la Conciencia Sat, 04 Jan 2020 16:08:17 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.3.2 https://nuriamontero.es/wp-content/uploads/2019/01/cropped-logo-1-32x32.jpg Nuria Montero Marcos https://nuriamontero.es 32 32 Unidad https://nuriamontero.es/unidad/ https://nuriamontero.es/unidad/#respond Sat, 04 Jan 2020 14:30:37 +0000 https://nuriamontero.es/?p=1787

Para comenzar este 2020 con una mirada luminosa, íntima, os dejo con un sencillo texto inspirador.

Que lo disfrutéis, y que comencéis el año creyendo, confiando en vosotros mismos, en el cambio personal. Es el motor del cambio global.

Namaste.

Unidad es la comunión perfecta entre vuestro interior, el Corazón y vuestro exterior, el Mundo… entre el vosotros ordinario y el vosotros divino. No es una búsqueda que os lleve hasta estrellas lejanas, sino una mirada hacia la intimidad de vuestra misma casa: dentro de vuestro cuerpo material donde late la chispa que os dio la vida. Al fin y al cabo se trata, más que nada… de recordar. Recordar quiénes sois. Desprendeos de los aspectos de vosotros mismos que os lo impiden. Hacedlo como cuando sacáis las hojas muertas de vuestro jardín, para dejar que respire la hierba que ya se estremece bajo el aliento de la primavera que llega.

Cuando os abrís a vuestro sentir y abandonáis las elucubraciones de vuestros pensamientos ordinarios, vosotros y el otro, vosotros y el mundo sois uno: una unidad viva y pulsante, en comunión con todos los seres, hermanos y hermanas los unos de los otros. En este sentimiento el sentido del yo ordinario que os frena y os separa de vosotros mismos queda superado, y vuestra alma se dilata hasta abrazar todas las cosas y las criaturas, que a su vez la abrazan. Cada vez que dudáis os alejáis de ella, sintiendo así sufrimiento, presas de una separación que nunca se ha producido fuera de vuestra mente.

Vosotros que habéis salido del Corazón mismo de Dios y que estáis hechos de su sustancia de Amor, ¿cómo podéis seguir dudando? ¿Cómo puede Dios separarse de sí mismo? ¿Acaso pueden los dedos de vuestras manos sentirse separados de los brazos y del resto del cuerpo? La chispa en vuestro corazón es como la forma de un ciprés, parecida a una llama que sube hacia el cielo, cuyas hojas no caen ni amarillean. Una chispa que solo espera que la avivéis para liberar la llama de vuestra Luz interior, hacia un Cielo que es vuestro mismo Espíritu.

Tiziana Mattera. Los espíritus de los árboles sanadores.

]]>
https://nuriamontero.es/unidad/feed/ 0
Solsticio de Invierno y Nativitas https://nuriamontero.es/solsticio-de-invierno-y-nativitas-2/ https://nuriamontero.es/solsticio-de-invierno-y-nativitas-2/#comments Sat, 21 Dec 2019 07:49:51 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1715

La noche del 21 de Diciembre tendrá lugar el solsticio de invierno. Es la noche mas larga del año, a partir de la cual las horas de luz se irán alargando. Un punto de inflexión de energía: para nosotros una oportunidad de parar, observarnos y preguntarnos. ¿Qué quiero a partir de ahora en mi vida?
En muchas civilizaciones antiguas y modernas se festeja en este día el comienzo del nuevo resurgir de la luz y el declive de la oscuridad: tras de cada fin siempre hay un comienzo nuevo.

Pero esta noche del 21 de diciembre sucede algo más: desciende el Espítitu de la Navidad, que se quedará con nosotros hasta el día 24. Se le conoce como Nativitas, es un ángel solar porque su radiación de luz se conecta con el SOL el día en que comienza el verano para el hemisferio sur y el invierno en el hemisferio norte.
Trae abundancia, paz, amor y prosperidad. Como viene con la misión de dar, es bueno pedirle lo que queramos concretar durante el nuevo año, sin limites.Su símbolo es la estrella de nueve puntas, conocida como la Estrella del Amor. Y además, su radiación tiene la luz de los 7 Rayos, siete colores. 
Entre hoy y el día 24 podemos invocar al Espíritu de la Navidad… y si tienes un ratito, coge un boli , escribe todo lo maravilloso que tienes y eres, agradece, y después pide todo aquello que tu corazón anhele. Siente que tu cuerpo, mente y emociones se liberan de cualquier energía nociva que ya no te ayuda en tu vida. Perdona y libérate…  Guarda el papel en un sitio especial. Y prepárate para abrirte a estos días que son el preludio de una nueva etapa. 

¡En el nombre de MI PRESENCIA YO SOY, te doy la bienvenida ESPÍRITU DE LA NAVIDAD! 

En nombre de mi Amada y Todopoderosa Presencia YO SOY, doy la bienvenida al Espíritu Navideño, quien baja a este planeta con la misión de DAR; te saludo, te amo, te reconozco y te bendigo Maestro Natividad. Te doy las gracias por la maravillosa labor de Amor, Alegría y paz que realizas. Abro las puertas de mi corazón, de mi hogar a tu radiación y te reconozco como huésped privilegiado a quien deseo agasajar. Solicito, acepto, recibo y realizo la abundante provisión para la humanidad, para mi familia, para mis amigos y para mí. Invoco la Ley del Perdón y del Olvido y la Llama Violeta Transmutadora para que consuma, transmute, disuelva y libere con Amor todo lo inarmonioso en mi hogar y en todo el planeta Tierra, para que la Paz, el Amor, la Armonía, el Equilibrio, la Alegría y el Orden Divino,  llenen mi vida y la de toda la humanidad.

]]>
https://nuriamontero.es/solsticio-de-invierno-y-nativitas-2/feed/ 2
Adviento https://nuriamontero.es/adviento/ https://nuriamontero.es/adviento/#comments Tue, 10 Dec 2019 22:32:37 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1710

Voz interior, alma mía, corazón ardiente
que en lo
recóndito de la noche
iluminas tenue este momento
y lo cubres de calidez y de fe.
Ven, ven ahora…

Tu voz no grita, pero acalla los temores
que se empeñan en regresar.
Tu voz no ordena, pero detiene las dudas
que la mente bombea incansable.
Tu voz no me acelera, pero excita mi interior dulcemente,
trae la ilusión, la posibilidad infinita,
el juego, la esperanza y la alegría.

Si escucho tu voz, alma mía,
en esta noche estrellada,
tal vez pueda unirla a los anhelos de los corazones
que me acompañan y a los que acompaño.
Tal vez nuestras almas hermosas se encuentren
en algún lugar del sueño
y sigan tejiendo con hilos de colores
hechos de risas, de llantos,
con hebras de pura valentía
que se lleven lejos los fantasmas
y barran muros y armaduras.

Voz interior, alma mía, corazón ardiente
que en lo recóndito de la noche
iluminas tenue este momento y lo cubres de calidez y de fe.
Ven, ven ahora…

Y que al despertar mañana,
sea ese corazón el que despierte,
sea esa Voz el impulso que mueva el primer pensamiento, la primera obra.

Ahora suave, queda… pósate en calma mientras duermo y el descanso llega.

]]>
https://nuriamontero.es/adviento/feed/ 2
Emancipación conyugal https://nuriamontero.es/emancipacion-conyugal/ https://nuriamontero.es/emancipacion-conyugal/#comments Wed, 30 Oct 2019 14:50:03 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1677

Cuando una pareja se “separa”, independiente de cuál haya sido la forma y la situación en la que esa separación se efectuó, en la esfera espiritual se observa siempre la misma imagen y lectura: en realidad no es una “separación”, sino una emancipación.

En la conciencia diurna o vigilia, esas dos personas no saben que inconscientemente han decidido en el mundo espiritual emprender un camino independiente del otro para que cada uno pueda desarrollar lo que juntos ya no sería posible. Esencialmente se trata de una renuncia del ideal materialista, esto es, la obligación de continuar juntos, estancados por reglamento cultural cuando en verdad y en realidad la relación ya no es el espacio fértil apropiado para el desarrollo personal. La relación ofreció, en su unión original, todo el fruto posible, y debe morir ahora para que, en cada uno, pueda nacer algo nuevo en aras del futuro: “Me emancipo de ti para que puedas continuar tú evolución como persona ya que juntos no será posible”.

Si fuéramos conscientes de este hecho espiritual, las “separaciones” tendrían un carácter más civilizado, cordial y respetuoso; desaparecerían los reproches, las culpas. Y la ira que muchas veces inunda la relación social, contaminándola, estaría apagada, dando paso a la cordialidad, el respeto y el deseo de que el otro pueda seguir creciendo en su nueva experiencia de vida. No nos es posible separarnos de aquello a lo que hemos estado unidos por amor. Ese vínculo será para siempre. Cuando los caminos individuales se divergen o separan, se emancipan para una nueva vida. Una emancipación conyugal es un verdadero acto de amor en sí mismo, una renuncia por el bien del destino propio y del otro.

(Scarlett Pérez)

]]>
https://nuriamontero.es/emancipacion-conyugal/feed/ 6
Héroes que inspiran https://nuriamontero.es/heroes-que-inspiran/ https://nuriamontero.es/heroes-que-inspiran/#comments Mon, 07 Oct 2019 10:01:24 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1668 Desde los dibujos animados hasta mi propia persona… todos somos héroes con verdades que contar, o con mensajes que por un motivo u otro inspiran.

No voy a entrar en debate sobre la factoría que elabora la mayor parte de las películas que aparecen en el vídeo. Muchos sabemos que no es especialmente luminosa y que juega un doble juego. Pero quiero pasar por encima de esto, porque la mayor parte de nuestros hijos han visto muchas de estas películas, y es bonito quedarse con lo bueno que transmiten.

Y luego está David Rees, este joven tan particular. Con la primera canción puedes hacerte niño y escucharla sol@ o con tus hijos, tal vez os guste. La segunda es un mensaje que envía el “Yo mayor” al “yo pequeño”, el mensaje y el vídeo están muy logrados.



]]>
https://nuriamontero.es/heroes-que-inspiran/feed/ 2
La que fui y la que soy https://nuriamontero.es/la-que-fui-y-la-que-soy/ https://nuriamontero.es/la-que-fui-y-la-que-soy/#comments Fri, 13 Sep 2019 06:18:45 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1652

¿Qué puedo decir? La vida se teje con lo que cada uno va teniendo a mano, y con lo que cada uno se atreve a alcanzar yendo un poco más allá. La vida transcurre, y hunde sus raíces en pasados remotos: en el recorrido cósmico que hiciste antes de encarnar en la Tierra, en cómo fue tu aterrizaje cuando llegaste por vez primera a este planeta hace cientos o miles de años, qué viniste a aprender vida tras vida hasta dar con ésta en la que te encuentras.

La vida en la que te encuentras inmerso procede de una sucesión familiar que ha tallado distintos perfiles en ti, procede de experiencias relacionales a lo largo de mucho, mucho tiempo, que no eran más que aprendizajes  que elegiste vivir de antemano, procede del carácter que se forjó en base a todo ello, de las decisiones que fuiste tomando en cada momento. La vida que vives cada día te invita a asomarte desde un poco más de altura, para poder contemplar todo lo que te sucede, piensas y sientes desde la perspectiva del conjunto.  Cada vez que llegas a este mirador sientes que no hay culpables, el drama pierde fuerza, cada uno hizo lo que pudo, cada persona, a menudo sin saberlo, vino para mostrarte algo y para que pudieras comprender el juego de este mundo.

Cuando era pequeña sentí rechazo, injusticia y abandono. Recuerdo también algunos de mis miedos más profundos. Mis protecciones más patentes fueron mostrarme razonablemente débil, utilizar el victimismo y la queja como aliados, y dejar que las personas de alrededor cuidaran de mí.

En ocasiones utilicé mi sensibilidad para dar pena, otras para ser admirada, y cuando fui creciendo conocí la parte que se revelaba para mostrar su lado inflexible y duro, y a la mujer que seducía para obtener reconocimiento, afecto, aceptación y en definitiva, amor.

Cuando tuve pareja estable y me casé, me había enamorado de un hombre maravilloso, y también perfecto para alimentar a esas partes heridas de mí misma: había encontrado un “padre” que me guiara en cada paso que daba, un hombre al que hice responsable de un buen número de temas que eran de mi competencia y otros que lo eran de ambos, un hombre ante el que mostrarme razonablemente débil, ante el cual poder sentir que la dureza y rigidez eran vergonzosas y que era de ley moldearlas.

Más tarde tuve hijos. Y sacaron otras zonas oscuras de mí. Sobre todo ira y enfado, también trajeron de nuevo el rechazo y la injusticia que mi niña guardaba en su interior.

A lo largo de estos años y sin ser del todo consciente de mis heridas y carencias, también fui feliz. Viví el amor de pareja con tranquilidad y agradecimiento, la maternidad me trajo muchas alegrías y me confrontó con una Nuria nueva con sus bellas cualidades y con ese aprendizaje basado en mi propia sombra.  He de decir que durante estos años nunca dejé mi trabajo personal y de crecimiento, tuve personas cercanas que me ayudaron. Sin embargo y cada vez más según avanzaba el tiempo, a veces sentía que sólo vivía una mitad de mí misma. Que detrás de mi zona de confort y protegida por mis propios miedos, detrás de la debilidad, el victimismo, la rigidez o la ira, habitaba una mujer diferente que estaba oculta. Una mujer valiente, amante de la risa y el juego, creativa, responsable de su vida, y poderosa por sentirse capaz de amar incondicionalmente.

En algún punto del camino esa mujer luminosa comenzó a susurrar desde mi corazón, en algún punto del camino mi alma comenzó a contarme que se encontraba encerrada en un cómodo palacio donde no era feliz. Pero no la escuchaba. Empecé a sentir tristeza de fondo, malestar, más tarde se transformó en angustia indefinida, y aún así no podía identificar claramente nada de lo que sucedía. 

Hubo un punto de no retorno. Mi cuerpo físico enfermó, y tardó en recuperarse. Me pregunté qué estaba pasando. Pedí ayuda. Las ayudas me dijeron: escucha tu interior, tu Voz. Está ahogada y te pide que la atiendas. Yo tenía mucho miedo de escuchar, sabía lo que me diría. Pero me giré, escuché y vi: me vi semienterrada por mis propias máscaras, viviendo una vida que ya no me llenaba, siendo quien ya realmente no era, me vi forcejeando para salir de una guarida que había creado, con ansias de extender las alas, sabiendo que podía volar. Sentí pánico: si salía de mi zona de confort me arriesgaba a romper y a voltear mi mundo creado, y había muchas implicaciones en ello.

Pero la mujer valiente tocó una tecla. Y fue suficiente para comenzar.

No puedo decir que fuera fácil. No puedo decir que no hubiera heridos, romper mi estructura interna significaba romper patrones relacionales, y había personas muy queridas en la trama. Por eso hablé, me sinceré, y eché a caminar con la esperanza de que pudiera en algún momento retomar mi relación de pareja. A veces me sentí como un elefante en una cacharrería. Intenté no hacer daño. No fue posible.  Tampoco puedo decir que no cometiera errores. Pero por vez primera hubo un atisbo nuevo: comenzar a permitirme cometerlos, reconocer y no culpabilizarme, me permití ser imperfecta. Pedí perdón en lo que sentí, y me perdoné. Toda esta parte fue la más dolorosa del proceso. Desembocó en divorcio, en un proceso de duelo y reconstrucción de vida para todos, para mis tres hijos también. Pero a pesar de todo, del dolor, de la mente diciendo “no vas a poder tú sola” y “te vas a caer”, del desgaste y el agotamiento de los primeros meses, siempre que me detenía a escuchar oía mi Voz interior alta y clara. Y cada vez que me asomaba a mirar, veía a la mujer de la guarida cada vez más libre y más a gusto consigo misma. De fondo sentía paz. Sentía que me recuperaba a mí misma.

Todas las personas que estaban o pasaron por mi vida en este tramo de transición fueron importantes: me confrontaron con mis propios miedos y me rescataron de momentos angustiosos. Fueron fuente de conocimiento personal y bálsamo de paz. Fueron jarro de agua fría, pero también palabra precisa y cálido abrazo.  Me recordaron que nadie es más que nadie, que todos somos maestros en la Vida, que el punto en el que se encuentra cada uno es correcto y ha de ser respetado. A todas ellas les estoy profundamente agradecida: familia, amigos, terapeutas, jefes y compañeros de Yoga, gente que estaba por allí…

Los tramos dolorosos fueron lecciones, las lecciones fueron conquistas personales y semillas plantadas. El arrojo de accionar y dar pasos sin perder de vista mi Voz me otorgó fuerza. Fueron pasando los meses. Continué observando, trayendo conciencia, pidiendo comprensión interior. Y fue sucediendo. Una mujer nueva comenzó a emerger. Me despojé del manto del victimismo y decreté que deseaba tomar responsabilidad absoluta en mi vida. Comencé a comprender que no necesitaba una figura masculina a mi lado para sobrevivir ni ponerme límites, que la energía masculina habitaba en mí y que al igual que la femenina, es sagrada, bella, y rebosa cualidades. Activé esa energía y comencé a hacer cosas que nunca en mis 44 años había hecho. Sentí que salía de la guarida y que el Sol me bañaba con un brillo especial. Fui dialogando con mis miedos, con mis heridas. No los empujé ni luché contra ellos. Ya no. Decidí agradecer su ayuda durante años, honrar el papel que tuvieron, y empezar a amarlos. También fui llevándolos al “patio de butacas”, y les expliqué que de ahora en adelante sería YO quien saldría al escenario, al menos tantas veces como me fuera posible.

Y ¿quién soy yo debajo de esta piel y este cuerpo que me sostiene? Hoy, me re-conozco valiente y valiosa por mí misma, comprendo que no necesito dar pena, ni ser reconocida o admirada para sentirme amada. Que si me siento rechazada en algún momento es porque antes me rechacé a mí misma. Sé que existe en mí el mismo porcentaje de dulzura y compasión por cada gramo de exigencia o rigidez. Yo elijo en cada momento consciente hacia dónde pongo el peso. Y si decido con consciencia, conozco qué es lo que me acerca al Amor. La ira y el enfado, una vez vistos y sanados los lugares de donde proceden, también es más fácil hacerlos pequeños. Llegado un punto, no se trata tanto de minimizar la sombra, se trata de comprenderla, amarla, e ir trasvasando el poder a las zonas luminosas.

Yo soy el Canto de mi corazón, de mi alma conectada con la Creación y la Vida, que guarda memoria de melodías y sonidos de sanación. Yo soy la Danza que expresa Su movimiento. Soy el fuego de la pasión, el viento que comunica, la tierra nutriente y el agua que sana . Yo soy prosperidad y abundancia. Yo soy la alegría y la risa. Yo soy la que disfruta escuchando y acompañando a la gente, la que mira, abraza y juega con niños y mayores. La mujer que sueña y crea su realidad, la que se adapta al cambio. Yo soy femenino y masculino experimentándose. Yo soy quien se cuida, se respeta y se ama a sí misma sabiendo que es el modo de entregarse incondicionalmente a las personas. Yo soy también la que fui, ella me ha traído hasta aquí.

Yo soy el recorrido cósmico que hice antes de encarnar en la Tierra, mi primer aterrizaje en este planeta hace millones de años, las experiencias de multitud de vidas hasta llegar a ésta en la que me encuentro. 

La vida que vivo cada día me invita a asomarme desde un poco más de altura para poder contemplar todo lo que me sucede, pienso y siento desde la perspectiva del conjunto.  Cada vez que llego a este mirador siento que no hay culpables, el drama pierde fuerza, cada uno hizo lo que pudo, cada persona vino para mostrarme algo y para que pudiera comprender el juego de este mundo.

Yo soy el agradecimiento de todo lo vivido.

Si me preguntas si es posible volar, mi respuesta será: sí. Si me preguntas cómo dar el salto te diré: haciéndolo. Puedes pedir ayuda. Lo peor que puede pasarte es que te caigas. Siempre tendrás la potestad de levantarte y tomar nota para que a la segunda o a la tercera te eleves del suelo y tomes perspectiva. Comenzará a brillar con fuerza la Luz que hay en ti, y estarás más cerca de tu Hogar.   

]]>
https://nuriamontero.es/la-que-fui-y-la-que-soy/feed/ 21
Estás donde tienes que estar https://nuriamontero.es/estas-donde-tienes-que-estar/ https://nuriamontero.es/estas-donde-tienes-que-estar/#comments Tue, 06 Aug 2019 18:25:28 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1601

Si deseas que todo vaya bien, despreocúpate y confía.

Estás ahora mismo en el mejor sitio en el que puedes estar, en las mejores condiciones en las que puedes estar.

Ahora es ahora. Vive. Primero paciencia. Luego valentía. Y todo se irá dando.

Ríe si tienes oportunidad, llora si lo necesitas, pide ayuda si sientes que no puedes solo. Pero sabe que la Fuerza que todo lo impulsa y todo lo mueve está en ti, la palanca que destruye para construir de nuevo está en ti, la verdad que tu corazón lleva impresa nunca se borró.

Trae la belleza y la armonía a tu pensamiento, a tu sentir, a tus actos. No dejes que el pesimismo se instale, sé fuerte.

En cada instante…

]]>
https://nuriamontero.es/estas-donde-tienes-que-estar/feed/ 12
De redes, likes y filtros https://nuriamontero.es/de-redes-likes-y-filtros/ https://nuriamontero.es/de-redes-likes-y-filtros/#comments Wed, 03 Jul 2019 18:22:44 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1590 Mis hijos van camino de la adolescencia… y navegan en un mundo que a mí me corresponde ir conociendo lo quiera o no, si no, estamos todos perdidos. De momento no manejo Facebook, ni Twitter, ni Instagram… Dios nos coja confesados. Me va a tocar aprender con ellos, a ver si así conseguimos no perdernos en la inmensidad de las redes sociales. A mí se me hace complicado todo esto de guiarles a través del mundo de los móviles, aplicaciones y redes.

¿Alguien tiene alguna idea maravillosa para hacerlo bien? ¿Para que vivan la vida de frente, con experiencias verdaderas, sin la presión de una pantalla perpetua y de un icono con un dedo parriba? Soy toda oídos.

Me gustó esta canción. Y me asustó un poco por la verdad que encierra, al menos me ha hecho reflexionar. Los padres deseamos educar niños para que tengan una vida sana y feliz. Para que se atrevan a ser y a aceptarse como son, con imperfecciones también. Sin filtros. ¿Podremos conseguirlo?

]]>
https://nuriamontero.es/de-redes-likes-y-filtros/feed/ 16
Entonces… eres madre https://nuriamontero.es/madres-somos-todas/ https://nuriamontero.es/madres-somos-todas/#respond Sun, 05 May 2019 10:09:19 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1534

Eres una mujer? Te cuidas y respetas con cariño? Cuidas de los que necesitan de tus cuidados, de tu sabiduría innata, con amor incondicional? Hay ternura en ti? Hay compasión? Hay abrigo? Juegas como si fueras una niña?

Si algunas de estas cualidades existen en ti, entonces eres madre.

FELICIDADES preciosa, bella y plena mujer. Felicidades por tu tarea de maternaje en la vida, felicidades por tus conquistas mientras la realizas. Te mereces un maravilloso día y una maravillosa vida.

Abrazos para todas!!!!

]]>
https://nuriamontero.es/madres-somos-todas/feed/ 0
Sólo el Amor https://nuriamontero.es/solo-el-amor/ https://nuriamontero.es/solo-el-amor/#comments Sun, 31 Mar 2019 15:05:25 +0000 http://nuriamontero.es/?p=1507

Cuando sientas que no puedes más. Cuando sientas que el dolor no se va. Cuando parezca que el amanecer no llega.

Busca un momento para ti, tal vez puedas marchar fuera de tu casa y buscar el campo. En el espacio al que consagres ese tiempo, suelta tu carga, pide soltar enlaces con personas y situaciones actuales y siente cómo sueltas las cuerdas que tensas para poder “controlar tu propia vida”. Visualiza a esas personas y a esas situaciones desde la distancia. Estás sola. Descansa. Respira profundo.

Siente tu corazón latir, baja tu atención al centro del pecho. Hay calor. Llama al Amor que te habita. Si no lo sientes, no pasa nada, pide que se abra tu corazón.

Sólo el Amor te permite regresar a tu Hogar. Sólo el Amor te permite perdonarte y perdonar a todas las personas que te hicieron daño. Sólo el Amor te hace comprender que todo tiene un por qué, hasta lo que no parece tener sentido. Sólo el Amor te hace ver que cada persona traza su camino de la mejor forma que puede, aprende como puede, y cada camino se entrelaza de forma misteriosa para crear y recrear vivencias con las que evolucionar.

El Amor te hace expansivo, te hace llorar por lo que perdiste mientras lo liberas y comprendes que nada era tuyo realmente. Trae la compasión y el consuelo de saber que estás sola pero que cuentas con el apoyo de personas que te quieren incondicionalmente. El Amor te hace saber que tu corazón está perpetuamente conectado con la Fuente que jamás te abandonó ni te abandona, que te ama con locura. Te hace sentir que sus intermediarios, en forma de Guías, de ángeles, están contigo y te devuelven a tu propia Luz siempre que lo pidas.

El Amor te pone en marcha de nuevo. Trae la dicha de sentirte Amado, de poder Amar sin condiciones, y de encontrar esa energía en cada cosa que se te pone delante a lo largo del día. Si perseveras en la búsqueda de las manifestaciones de esa Luz en ti y en los demás, tendrás una mayor iluminación en tu espíritu, tu corazón, tus pensamientos y tu vida. Este saber es el fundamento de la Paz.

]]>
https://nuriamontero.es/solo-el-amor/feed/ 30